COMIENZOS

La historia del Ciao Miami comenzó hace más de 60 años, capitaneado por José Tovar Rodríguez (alias ‘Pepe’), la primera generación de la familia que adquirió el restaurante —que por aquel entonces fue bautizado como Restaurante Miami— en una de las zonas más emblemáticas de Alicante: La Explanada, en la esquina con La Rambla. Empezó siendo un restaurante eminentemente mediterráneo, con una gran oferta de platos tradicionales a la que se sumaba una amplia oferta en desayunos y almuerzos

José fue uno de los primeros pied noirs procedente de Argel, y llegó a España en 1960 con la intención de montar un pequeño negocio de restauración que sostuviese la economía familiar con el paso de los años. En su llegada a Alicante, estableció un vínculo muy estrecho de amistad con Santiago Bernabéu, por aquel entonces Presidente del Real Madrid Club de Fútbol, que veraneaba en el municipio costero de Santa Pola donde José Tovar vivía.

Fruto de aquella relación, fue en el Restaurante Miami donde se celebraron varias reuniones importantes del Real Madrid de aquellos tiempos, como el fichaje de José Luis López Peinado, defensa titular en la plantilla desde 1968 hasta 1974, entre otros







SEGUNDA GENERACIÓN

Más adelante, el hijo de José, Daniel Tovar Cordier, cogió el testigo del Restaurante Miami, que seguía la línea marcada por su padre en cuanto a oferta gastronómica se refiere: platos tradicionales de calidad con una excelente materia prima, continuando con la segunda generación familiar al frente del restaurante.




TERCERA GENERACIÓN

Ya en 1994, Laurent Tovar Lavie, el actual responsable y gerente, asume el mando del restaurante y logra combinar su especialización en ingeniería aeronáutica y diseño industrial con su amor por la cocina, reconstruyendo desde cero todas las instalaciones de cocina con el fin de optimizar los procesos, la elaboración y el resultado de los platos.

Para satisfacer la demanda del público tan dispar que pasaba por el Restaurante Miami, Laurent fue introduciendo distintos cambios en la carta que le llevaron a dar con el mercado en el que más se ha conseguido especializar: la cocina italiana tradicional de calidad, sin dejar de lado una amplia oferta de platos mediterráneos que cierran la oferta global del restaurante.

Fue entonces cuando se dio el salto del Restaurante Miami al actual Ciao Miami, un restaurante que ha sabido mantener su esencia generación tras generación, y que ha conseguido satisfacer a los clientes locales, nacionales e internacionales que pasaron, pasan y pasarán por el restaurante, día tras día; generación tras generación.